Biodiversidad Génetica






La variedad genética intraespecífica es la que hay o que puede haber entre miembros de una misma especie, la variedad genética interespecífica es la que existe entre miembros de especies diferentes. Ejemplos: la variedad intraespecifica entre los seres humanos es la que determina sus diferentes alturas, color de ojos, de pelo, si es hombre o mujer, si de raza amarilla o negra, etc... La interespecífica es  por ejemplo la que hay entre los seres humanos y los chimpancés.  La diversidad genética se refiere a la variación en  expresión genética que existe para cada especie.  Si tomamos el caso del ser  
humano, veremos que el color de los ojos (una expresión  
genética) tiene varias posibilidades entre las que se  
encuentran distintas tonalidades de negro, marrón, verde, azul  

y gris.

  Si solo permitimos que se reproduzcan aquellas  personas con ojos de color marrón, al cabo de algunas  generaciones habríamos perdido la diversidad genética que da  
lugar a los demás colores de ojos.  La diversidad genética es lo  
que hace que algunas especies de plantas y animales sean  
más resistentes que otras a temperaturas extremas, eventos de sequía,  
cambios en la disponibilidad de alimentos, enfermedades y otros.


Mientras mayor diversidad genética posea una especie, mayor será su
capacidad de adaptación a distintas condiciones.  Por esto,  
una especie que exhibe poca diversidad genética es más  
vulnerable a la extinción.  La domesticación de especies trae  
consigo una disminución en la diversidad genética, ya que la  
selección sistemática a través de los años de unas


características sobre otras hace que se pierdan variantes  
genéticas.  Medir la diversidad genética es un proceso muy  
costoso.  Por esto, los científicos prefieren medir la  
biodiversidad en términos del número de especies.











1 comentario: